Los dispositivos móviles son omnipresentes dentro de las universidades. Considerados hasta hace poco como una distracción dentro de las aulas, ahora son herramientas que pueden acelerar y mejorar el aprendizaje, pues los alumnos están familiarizados con sus equipos y con ellos pueden acceder a numerosos recursos de aprendizaje. La implementación en los campus de programas del tipo “trae tu propio dispositivo” (bring your own device o BYOD en inglés) seguirá creciendo. He aquí algunas maneras cómo las instituciones educativas pueden potenciar su uso para facilitar el aprendizaje.

Aplicaciones hechas a la medida

Ofrecen a los alumnos no sólo las tareas y el trabajo del semestre de una manera digerible y lista para ser usada en dispositivos móviles, sino también alertas sobre calendarios de exámenes y eventos universitarios y un sinfín de información adicional. Estas aplicaciones también pueden brindar la posibilidad de que los estudiantes den retroalimentación sobre el contenido de los cursos en tiempo real, ayudando a profesores e instituciones a mejorar sus contenidos académicos.

Dispositivos móviles para sondeos digitales

Permiten a los profesores evaluar el conocimiento de sus alumnos sobre un tema específico para afinar su programa de enseñanza y personalizarlo de acuerdo con las necesidades reales de aprendizaje. El diseño de la clase puede incluso incorporar sesiones de preguntas y respuestas para que los alumnos las contesten en sus dispositivos.

Aplicaciones para mejorar la seguridad del campus

Facilitan a los estudiantes y profesores alertar al personal de seguridad de la institución e incluso del municipio o el estado sobre situaciones de peligro o emergencias. Estas aplicaciones podrían determinar la ubicación física de la persona y agilizar el envío inmediato de ayuda.

Aprovechar la funcionalidad de multimedios

Abre la posibilidad de remplazar ensayos y escritos con la creación de audios o videos para que los estudiantes muestren sus conocimientos sobre un tema. Pueden ser guardados localmente por el profesor o dentro de una plataforma utilizada por la universidad.

Dispositivos móviles para webinars

Se puede mejorar el aprendizaje con webinars, los cuales facilitan la comunicación bidireccional pues permiten realizar sesiones de preguntas y respuestas en tiempo real.

Dispositivos móviles y servicios basados en nube

Los profesores también pueden valerse de servicios como Evernote para alojar documentos como exámenes, tareas o notas de aprovechamiento para cada alumno y facilitar su consulta instantánea desde cualquier punto y a cualquier hora.

Dispositivos móviles para una retroalimentación personalizada

En lugar de contestar correos electrónicos o mensajes por el celular, los profesores pueden utilizar la función de grabación de audio que está disponible en prácticamente todos los smartphones. En general, a los estudiantes no solo les gusta esta opción, sino que la prefieren porque les da una mayor sensación de cercanía.

Por supuesto, nada substituye la dedicación y la experiencia de un buen maestro, que ahora pueden ser potenciadas mediante estos siete usos de los dispositivos móviles para facilitar el aprendizaje.