Los científicos de datos en el sector salud pueden ayudar a mejorar diagnósticos y tratamientos, así como la gestión de recursos físicos y humanos.

La transformación digital por la que pasa un gran número de organizaciones de todos los sectores productivos y la enorme cantidad de datos (estructurados, no estructurados, video e imágenes) por ella generada en múltiples canales (físicos, en línea, móviles y sociales) resulta en lo que conocemos como Big Data, el cual a su vez ha detonado la demanda de científicos de datos en todo el mundo.

Científicos de datos para la salud: características

Los candidatos a científicos de datos en el sector salud deben tener ciertas habilidades técnicas y “suaves”. Las primeras incluyen conocimientos matemáticos, de estadística y de tecnología, además de entender los objetivos de la institución y del campo educativo, los procesos que impulsan los beneficios y el crecimiento de la institución y habilidades para comunicar conocimientos a personas no técnicas. En cuanto a las últimas, incluyen curiosidad, creatividad, capacidad innovadora y de cuestionar el status quo imperante.

Los científicos de datos deben seguir un proceso, de acuerdo con la Universidad de Harvard:

  • Hacer una pregunta interesante.
  • Obtener los datos.
  • Explorar los datos.
  • Modelar los datos.
  • Comunicar y visualizar los resultados.

Beneficios para el sector salud

¿Qué tan beneficiosa es la ciencia de datos en el sector salud? En el caso de América Latina, mucho y para muestra basta un botón. Se calcula que las posibilidades de recibir un tratamiento médico inadecuado en nuestra región es de una en 10.

Hay cuatro beneficios principales que puede brindar la ciencia de datos en el campo de la salud:

  • Ayudar en la generación de mejores diagnósticos.
  • Facilitar un tratamiento médico más personalizado.
  • Mejorar la gestión hospitalaria.
  • Prevenir reingresos de pacientes.

Es importante anotar que hay escasez de este tipo de talentos. Las instituciones educativas se enfrentan a la disyuntiva de contratar personal nuevo o capacitar al personal con el que ya cuentan. Es por ello que algunas empresas de tecnología han desarrollado talleres y cursos para convertir a profesionales de TICs en científicos de datos. Tal es el caso de la SAS Academy for Data Scientists.

El programa tiene una duración de seis meses y consta de dos sesiones semanales vespertinas de cuatro horas cada una, más una sesión de dos semanas completas, conocida como boot camp (campo de entrenamiento), la cual es necesaria para la enseñanza y práctica de temas más complejos. El programa tiene cuatro ejes:

  • Principios iniciales de analíticos profundos.
  • Datos realísticos y diversos.
  • Trabajo en equipo y a través de disciplinas.
  • Comunicaciones efectivas con públicos no tecnológicos.

El momento de desarrollar este tipo de talento es ahora. Tan sólo en Estados Unidos se prevé que para el año 2020 se abrirán alrededor de 700,000 plazas destinadas a los profesionales del manejo de datos