La analítica del aprendizaje, conocida como learning analytics en inglés, es la medición, recopilación, análisis e informe de datos sobre los alumnos y sus contextos, con el fin de comprender y optimizar el aprendizaje y los entornos en los que se produce. En pocas palabras, es el Big Data puesto al servicio de la innovación educativa.

Las instituciones educativas manejan una gran cantidad de datos sobre sus alumnos, por ejemplo, las materias seleccionadas por las estudiantes, aquellas que finalizan y las que dan de baja. Saben incluso cuando se da de baja un estudiante. Toda esta amplia gama de información puede volverse una herramienta fundamental en la mejora y personalización de la enseñanza.

Digamos que una materia es dada de baja por los alumnos con frecuencia. Los profesores y directores de la facultad no entienden las razones. Un análisis de los datos permitiría saber si los estudiantes siempre se dan de baja en un momento similar. Tal vez hay uno o dos módulos que son muy difíciles, no están bien presentados o quizás los alumnos no tienen el conocimiento previo que les permita entenderlos y terminarlos. Con los insights correctos, la institución puede poner manos a la obra de una manera efectiva.

Analítica del aprendizaje: otros beneficios

Analítica del aprendizaje para mejorar la educación superior.
  • Desarrollo de un mejor plan de estudios, incluidos cursos propedéuticos que cierren las brechas de conocimiento de los estudiantes.
  • Reducir el abandono de materias y mejorar el desempeño del estudiantado al tener un plan de estudios acorde con el conocimiento e interés de los alumnos.
  • Guiar a los estudiantes a través de itinerarios personalizados, lo que supone mayor motivación para los alumnos al crear una enseñanza que se adapta a ellos.
  • Medición de la efectividad de los contenidos y herramientas de enseñanza.
  • Identificación de necesidades de aprendizaje.
  • En lo que se refiere a educación a distancia, se puede saber el número de visitas a una página, la duración de cada una, el número de descargas de documentos, el número de visualizaciones de un video y su duración.
  • Acelerar la modificación de materiales, metodologías y currículo, dado que la información está disponible en tiempo real.
  • Permitir un mejor conocimiento de los intereses de los alumnos.

Principios basicos

Es importante considerar aspectos de privacidad, sobre todo cuando se trabaja con proveedores externos. Los alumnos deben tener claridad sobre los datos que tiene la universidad, cómo son utilizados y quién tiene acceso a ellos.

Este terreno es todavía virgen. Sin embargo, hay universidades que ya impulsan la creación de lineamientos. Tal es el caso de la Universidad de California, que está implementando seis principios básicos:

  • Propiedad: la Universidad de California, el profesorado y los estudiantes retienen la propiedad de los datos y tienen el derecho a determinar su uso.
  • Uso ético: los datos de aprendizaje están gobernados por asuntos relacionados con la pedagogía e instrucción.
  • Transparencia: los dueños de los datos tienen el derecho a entender la información específica de cómo estos son recolectados y usados, incluyendo el caso de visualizaciones y otros materiales.
  • Libertad de expresión: el profesorado y los estudiantes retienen el derecho de comunicarse entre sí sin el temor de que sus datos sean minados para propósitos desconocidos o involuntarios.
  • Protección: los gerentes asegurarán que los datos de aprendizaje estén protegidos de acuerdo con las regulaciones respecto a su uso seguro.
  • Acceso y control: los dueños de los datos tienen el derecho a acceder a los mismos en formatos transferibles y de uso fácil.