Las herramientas para impartir clases en línea cobraron mayor relevancia a la luz de la epidemia de COVID-19. Como una respuesta al súbito incremento en la demanda, muchos proveedores —Microsoft, Google y Zoom, entre ellos— disminuyeron sus tarifas o inclusive ofrecieron acceso gratuito a sus plataformas durante diversos periodos.

Ya desde antes de la pandemia las herramientas para las clases en línea tenían un impacto creciente en la manera de enseñar. Los estudiantes universitarios de hoy son considerados “nativos digitales”, pues desde las TIC siempre han estado presentes en sus vidas. Empleadas con acierto, pueden impulsar su curiosidad y fortalecer su aprendizaje y comprensión de las materias estudiadas.

Si bien algunas instituciones de educación superior han desarrollado sus propias plataformas digitales, lo cierto es que en el mercado hay también opciones disponibles que pueden auxiliar adicionalmente a los a los profesores. A continuación, se mencionan algunas herramientas para impartir clases en línea qué pueden ser útiles en los quehaceres cotidianos de los docentes.

Sistemas de gestión de aprendizaje

Herramientas para la enseñanza en línea

En la categoría LMS (Learning Management System), existen, por supuesto, varias opciones. Entre ellas se cuentan Edmodo, Google Classroms, Kahoot!, Moodle y Top Hat. Todas permiten agilizar el proceso de planeación de las sesiones y tareas para los estudiantes. Como están basadas en la nube, se pueden utilizar sin problemas desde distintos dispositivos, tanto de escritorio como móviles. Además, están diseñadas para integrar con facilidad software de terceros y así aprovechar otras herramientas para las clases en línea.

Cada una tiene sus propias características para facilitar la participación de los estudiantes en las clases en línea en tiempo real, así como tomar asistencia y compartir presentaciones multimedia. También permiten a los alumnos estudiar contenidos por su cuenta y a su propio ritmo, así como responder cuestionarios diseñados para medir su nivel de aprovechamiento.

Herramientas de comunicación para las clases en línea

Herramientas para la enseñanza en línea

El intercambio digital de información entre autoridades universitarias y profesores, entre los docentes y entre éstos y sus alumnos se ha vuelto el vehículo primario para la educación a distancia en el contexto de la epidemia de COVID-19.

Estas herramientas para las clases en línea permiten comunicarse ya sea por vía escrita o bien, audiovisual (chats y videoconferencias). Mientras que las primeras pueden ser útiles para resolver dudas sobre las tareas, por ejemplo, —con respuestas ya sea individuales o grupales— las segundas tienen la ventaja de permitir que los participantes se vean y escuchen unos a otros. Además, compartir presentaciones y documentos en pantalla contribuye a enriquecer las clases.

Otra ventaja de estos programas de comunicación es que permiten a los administradores y educadores programar reuniones virtuales de una manera sencilla y ágil. Estas herramientas permiten controlar a los administradores de la sesión quién tiene uso de la palabra, qué contenido se comparte y cuándo concluye la transmisión. Entre las principales opciones hoy disponibles para la enseñanza superior se cuentan WebEx, Zoom, Bisk, Raftr, Skype, Teams, Spaces y Meet.

Herramientas para la enseñanza en línea

Las plataformas para videoconferencias suelen requerir que se instale un programa en la computadora, lo que conlleva potenciales riesgos, como abrir inadvertidamente una vía para los ataques de malware, adware y aun ransomware. Para evitar este problema sólo se deben instalar los programas desde sitios oficiales, además de mantener actualizados los antivirus. Si es posible, es mejor conectarse a la Internet través de una red privada virtual (VPN).